Ntra. Sra. de Guadalupe puede quedarse sin su Templo Parroquial


La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, en Toscal-Longuera, puede quedarse sin su Templo Parroquial, porque el hormigón de las columnas tiende a deteriorarse por la oxidación de la armadura, o por la pérdida de consistencia provocada por múltiples factores. 
En este curso pastoral, nuestro párroco, decidió retirar el machimbrado de las 6 columnas del Templo Parroquial, debido a que restaba visibilidad y se encontraba en mal estado. En ese mismo día, se descubre que en cada una de ellas, existía una oxidación en las varillas del hierro, que  si se deja en el olvido, llevará a poner en riesgo la estructura del edificio. 
Esto no se hubiera conocido, si no se llega a efectuar esta intervención.

 Como se hizo en el curso pastoral 2009- 2010,  en las tres azoteas de la Iglesia Parroquial, o en el curso pastoral 2012- 2013, para hacer una nueva cornisa exterior,  se debe actuar y poner como prioridad buscar el dinero para poder iniciar las obras contempladas en el próximo Plan G 2017- 2018 presupuestadas en 7. 900 euros. 


En la mañana del viernes 26 de mayo, nuestro párroco, volverá a mantener una reunión con la empresa que se ha elegido, después de valorar otras ofertas y presupuestos, para fijar el inicio de las obras del Plan G 2017- 2018. 





Comentarios