XXIV Aniversario de la proclamación de la Virgen de El Socorro como Alcaldesa Honoraria y Perpetua del Municipio de Güímar- Tenerife



El próximo 5 de septiembre, la imagen de Ntra. Sra. de El Socorro, que se venera en el municipio de Güímar en Tenerife, cumplirá el XXIV Aniversario desde que fuera declarada como Alcaldesa Perpetua y Honoraria del municipio. 



El Pleno del Excmo. Ayuntamiento decidió  nombrar a la Imagen de Nuestra Señora del Socorro como Alcaldesa Honoraria y Perpetua del Municipio de Güímar.

 ¡Qué hermoso sentirnos gobernados por esta pequeña Imagen de María y su Preciosísimo Hijo, a quien en silencio le hablamos, le rezamos, le pedimos, y a cambio nos sonríe con dulzura, nos escucha y nos socorre!.

El 30 de Marzo de 1993, el concejal D. Servando Bethencourt de la Nuez, presentó para su estudio en Comisión, y posteriormente al Excmo. Ayuntamiento Pleno, una propuesta que decía lo siguiente:

 “Desde la aparición de la Virgen del Socorro, allá por el 1391 según el Padre Fray Alonso de Espinosa, o 1405 según Leonardo Torriani, los cronistas posteriores se mueven dentro de esta línea de antigüedad centenaria, pasando por 1643, fecha de auge de la festividad, en que se fundó la Cofradía de Nuestra Señora del Socorro y se institucionalizó su fiesta anual, el pueblo de Güímar ha venerado la imagen de la Virgen de El Socorro, sin que hasta el momento el Ayuntamiento se haya hecho eco del sentir de nuestro pueblo, por lo que proponemos: Que la Virgen de El Socorro sea declarada Alcaldesa Honoraria y Perpetua del Excmo. Ayuntamiento de la Ciudad de Güímar”.

En Sesión Plenaria Extraordinaria y Urgente, celebrada el 10 de Julio de 1993, tras un pequeño debate y por unanimidad de todos los presentes, se acuerda nombrar a la Virgen del Socorro, Patrona de Güímar, como Alcaldesa Honoraria y Perpetua del Municipio.

Los distintivos propios del cargo le fueron entregados el domingo 5 de Septiembre de 1993, en un solemne acto que comenzó con una procesión cívica, presidida por el Pendón de la Ciudad, y que partió desde las Casas Consistoriales.

 En el templo de San Pedro Apóstol, se celebró una solemne eucaristía oficiada por D. Domingo Guerra, párroco en aquella época, D. Manuel González y D. Vicente Jorge.

 Al finalizar la misma, Don Domingo Chico dirigió una hermosa salutación a la Virgen, y acto seguido el alcalde, D. Rigoberto González González dio lectura al acuerdo plenario, y tras un ¡Viva a la Virgen!, entre aplausos y salvas que retumbaron en todo el Valle, le fue entregada a la Imagen el bastón de mando y una medalla de oro de edil que lleva prendida en su pecho.

                                     
Fuente: Comunidades Parroquiales de Güímar. Juan Manuel Pérez González. 

Comentarios