30 de mayo a las 10 horas, día para teñir la sal destinada a las alfombras del Corpus Christi 2018 en Toscal-Longuera


Trabajando en el Corpus 2018 de Toscal-Longuera


La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, en Toscal-Longuera de Los Realejos, ha presentado, el lunes 7 de mayo,  en el Punto de Información al Ciudadano del Excmo. Ayuntamiento de Los Realejos, el plan de Autoprotección del Cospus Christi, así como el comunicado del corte de calles en los espacios públicos por los que se desarrolla la procesión. También ha presentado en el registro de la empresa REALSERV, la solicitud para la limpieza de la plaza de Guadalupe y las calles de La Pintora y la de Toscal-Longuera. 

Finalmente presentó otro escrito a la Concejalía de Agricultura y Medioambiente del Excmo. Ayuntamiento de Los Realejos solicitando brezo para el Corpus 2018


En la tarde del lunes 7 de mayo, la Junta de Gobierno de la Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. de Guadalupe y nuestro párroco, mantuvieron una reunión en la Sala Las Rosas, con el objetivo de comunicar los pasos dados de cara a sacar el Corpus 2018. en este mismo encuentro,  se eligió el cartel de esta nueva edición, que encabeza esta nota informativa, y se acuerda teñir la sal el 30 de mayo a las 10 horas en los bajos del Estadio Iván Ramallo ubicado en Toscal-Longuera. 

Favorece el bien allí donde lo encuentres. Donde brota y crece lo bueno allí hay semillas de Evangelio

Fuente: http://claretianosbetica.org.

“El que no está contra nosotros esta a favor nuestro”. 
Cuando en alguna oración o celebración me invitan o motivan a rezar por “los pobres pecadores” siento un sentimiento de rechazo. Me da la impresión de que me invitan a situarme en el lado de los “buenos” para rogar por los que son “malos”. 
Y soy muy consciente de que yo he de ponerme en el lado de esos “pobres pecadores”. 
Nunca podemos creer que tenemos la exclusividad de los buenos y que somos los únicos portadores del mensaje de Jesús. 
Así se creían los apóstoles y fueron corregidos por el Maestro. Favorece el bien allí donde lo encuentres. Donde brota y crece lo bueno allí hay semillas de Evangelio. 
Cuida de esas semillas, salgan donde salgan, para que den el fruto que Dios desea. 
Buenos días.
Antonio Sanjuán, cmf

Quien hace un milagro en mi nombre no puede luego hablar mal de mí.

La imagen puede contener: una o varias personas y texto


Evangelio según san Mc 9, 38-40
Juan le dijo: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no viene con nosotros». Jesús respondió:

«No se lo impidáis, porque quien hace un milagro en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro».


Palabra del Señor. 

Fuente: Archidiócesis de Sevilla.

“UNA MONTAÑA DE TERNURA”




Hace unos días leía un discurso del Papa Francisco y decía que María era como “una montaña  de ternura”. Me llamó mucho la atención  esa expresión tan sencilla y tan llena de contenido, que a mí me pareció original.  La verdad que nuestro Papa habla mucho sobre la misericordia y la  ternura. Todo su mensaje está en torno a ello: ser misericordioso con un amor gratuito; lleno de dulzura y de acogida al otro.
Puede parecer que el  ser tierno no es de personas fuertes, vigorosas, valientes… Y  también el Papa nos diceLa ternura no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor.
Dios es la fuente  de nuestra esperanza para poder vivir en esa ternura y misericordia en medio de un sociedad tan llena de fracturas: la emigración, la pobreza, las guerras, el hambre… toda la espiral de la violencia que no cesa. Con todo, podemos decir, cantar y proclamar que La misericordia de Dios es eterna (Salmo 136) y a ella nos acogemos porque “tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida…” (Salmo 23).
¿Cómo podemos  vivir la misericordia con ternura? Lo primero será acoger la  condición humana, tan llena de debilidades y limitaciones. Empezando por uno mismo. Quizás así podamos acercarnos y responder al dolor y sufrimiento de nuestros hermanos y nos lleve a vivir el amor, la acogida, la reconciliación y la no violencia.  Todos somos, pecadores pero Dios nos perdona con un derroche de gracia, misericordia y ternura, en palabras del Papa FranciscoLos salmos lo expresan claramente “como un padre siente ternura por sus hijos, Dios siente ternura por sus fieles” (Salmo 103).

Vivir y anunciar “la entrañable misericordia de Dios“(Lc,1,7) es una forma de vivir y anunciar la alegría el Evangelio. Hay que acogerla, Dios nos la regala para vivirla, que  supone convertirla en una vida concreta de ser misericordia y ternura entrañable.
Estamos terminando mayo, ese mes que siempre lo hemos tenido como mes mariano,  que nos resuene al rezar la Salve ese Madre de Misericordia, a esa “Montaña de ternura”, con más fuerza, para ser como Ella: ternura, amor, misericordia, con quienes más lo necesita.  Y este lunes de Pentecostés estrenamos una nueva fiesta mariana: María Madre de la Iglesia. A Ella nos acogemos una vez más como nuestra Madre y protectora de su Iglesia.

Fuente: Archidiócesis de Sevilla. 

LA SABIDURÍA DE SEMBRADOR


La parábola del sembrador constituye una parte esencial del mensaje evangélico con importantes lecturas (Mateo, 13, 1-9, 18-23). Hay un evidente sentido ecológico. Las semillas del sembrador caen en diferentes sitios donde no pueden germinar, pero otra cayó en la tierra buena y daba fruto (Mateo, 13, 8). Seguimos comentado las palabras de D. Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, emanadas de su conferencia “La implicación de las comunidades cristianas en la pastoral de las vocaciones”, en el marco del Seminario de Estudios Laicales “Miguel de  Mañara”, organizado por la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar, dirigida por D. Enrique Belloso, bajo el título “La Iglesia ante un cambio de época”, nos pide D. Juan José que “seamos generosos en semilla para sembrar”. Es pura ecología, si hay más semillas más caerán en tierra fértil. También nos dice, “todos debemos sembrar”. El mensaje es claro, más sembradores más frutos.
También nos llama aplicar lo que denomina la sabiduría del sembrador “sembrar en el tiempo propicio, en buen tempero”. De nuevo pura ecología, el concepto  de  “tempero” de la tierra. El gran objetivo del tempero, el momento propicio para sembrar, es suministrar a las plantas el lugar ecológicamente apropiado para su germinación y posterior crecimiento. Dios hace una llamada personal a cada uno, nos dice D. Juan José, a todos como sembradores, la siembra que da lugar a vocaciones, siendo importante el acompañamiento personalizado en el camino de cada uno.
Los padres, recuerda el Arzobispo de Sevilla,  deben ser los primeros catequistas de sus hijos con su palabra y su testimonio. La familia es la iglesia domótica; la vida en familia es un antídoto contra muchas cosas. También remarca D, Juan José en su discurso que hay una fe en modo cofrade muy importante en Sevilla. Hacen falta semilla, sembradores y buen tempero.

Fuente: Archidiócesis de Sevilla. 

Virtudes y actitudes que todo catequista necesita tener



Resultado de imagen de el catequista en fano

Fuente: Aleteia.

12 claves para responder con amor a la invitación de Dios

Ser catequista es responder a un allamada. Es Dios quien toca al corazón de la persona y le pide que hable en su Nombre. Es una vocación de vida, una misión, un reto que implica una enorme responsabilidad de hablar de LA VERDAD y con la verdad. Y aún más importante, VIVIR EN LA VERDAD. Es decir, con congruencia, sin hipocresías. Ser catequista es una invitación personal de Dios a la cual hay que responder con amor y prontitud porque “la mies es mucha, pero los obreros pocos”.
Ser catequista es una de las tareas más importantes y valiosas que Dios le puede encomendar a una persona. Le confía en sus manos la formación de almas-generalmente las de niños-. De ella -y obviamente de sus padres- aprenderá lo que realmente es amar a Dios, cómo hacerlo; a alcanzar la plenitud y la vida eterna. ¡Ser catequista es un privilegio!
Todo buen catequista sabe que su formación debe ser integral y que esta no termina nunca. Alguna vez en mi vida Dios me dio la oportunidad de dirigir por algunos años un catecismo donde tenía a mi cargo 40 catequistas y 300 alumnos que iban desde los 4 hasta los 15 años, además de padres de familia. En ese entonces tomé un fabuloso curso para formación de catequistas en la “Escuela de la Fe” y aprendí que hay ciertas virtudes y actitudes que todo catequista debe tener y las cuales debe de ir pulir y perfeccionando con el paso del tiempo.Ahora te las comparto:
1. Vida de Piedad. La piedad es una virtud que nos hace sentir profundamente hijos de Dios. La vida de piedad son todos esos actos de amor que nos hacen crecer en amor de Dios.
Los medios para educar la vida de piedad son:
• Comenzar y terminar el día agradeciendo a Dios.
• Lectura de los Evangelios para enamorarse de Jesús.
• Dirección espiritual.
• Tener un plan de vida -o vida de piedad- concreto el cual hay que hacer diariamente: lectura espiritual, oración mental, rezo del Rosario, Rezo del Ángelus, visita al Santísimo, etc.
• Recepción daría de la Eucaristía en la Santa Misa.
• Confesión sacramental semanal.
• Retiros espirituales.
• Examen de consciencia diario.

Los frutos de vivir una vida de piedad:
• Vivir enamorados de Dios y de sus obras.
• Amar a Dios por sobre todas las cosas.
• Amar al prójimo como a uno mismo.
• Ser luz para los demás.

2. Disciplina. Es el esfuerzo constante de la voluntad por cumplir las normas que rigen los deberes del propio estado de vida, a pesar de las dificultades exteriores y de los estados de ánimo adversos.
Los medios para educarla son:
• Formación de la voluntad.
• Cuidar los detalles.
• Exigencia de los propios deberes sin necesidad de un vigilante.
• Automotivación.
• Puntualidad.
• Autocontrol de nosotros mismos.
• Cumplimiento de unos momentos fijos del horario todos los días.
• Ejercer la autoridad con justicia, sin miedo al rechazo.
• Establecer reglas claras y definidas sobre la base de verdaderos valores.
• Explicar el sentido de las reglas establecidas.

Los frutos de ser disciplinado son:
• Dominio de las pasiones.
• Señorío y control de nosotros mismos.
• Perseverancia en la vocación.
• Fuerza para lograr metas.
• Fuerza para superar las tentaciones.

3. Verdadero amor. Es buscar el bien del otro, a pesar de los intereses personales.
Es una actitud que se caracteriza por la entrega que busca la felicidad de los demás sin condiciones de recibir.

Los medios para educar el verdadero amor son:
• Servicio constante.
• Sacrificio de los propios gustos. No supone renunciar a los propios principios.
• Motivación sobrenatural.
• Trato igual para todos.
• Servicio detallado. La caridad ostentosa no deja de causar sospechas.
• Servicio oculto. Dios que ve en lo oculto te recompensará.
• Hablar bien de todos y callar sus defectos.

Los frutos de practicar el verdadero amor son:
• Servicio auténtico a los demás, incluso a los que no saben agradecer.
• Control del egoísmo.
• Generosidad.
• Perdón a todos.
• Comprensión. No herir los sentimientos ajenos.
• Paciencia, cuando la gente no lleva tu paso.
• Sacrificio callado.

4. Convicción. Es la seguridad de poseer principios humanos, éticos o religiosos válidos y fundamentados.
Los medios para educarla son:
• Conocimiento de los principios de la recta razón y del Evangelio por el estudio.
• Saber los fundamentos o razones que validan los propios principios.
• Valoración de los propios principios conociendo sus frutos.
• Defender razonadamente los propios principios.
• Experiencias para descubrir el valor de los propios principios.
• Autoexamen para analizar la fidelidad a nuestros principios.
• Seguir siempre los consejos de un buen confesor o director espiritual.

Los frutos de vivir la convicción son:
• Identidad en la personalidad, definición de los propios criterios de acción.
• Estabilidad emocional. Sentido de ubicación.
• Defensa ante influjos nocivos del ambiente.
• Continuidad en los trabajos porque actúa por razones.

5. Comunicación asertiva. Es la capacidad para expresar con exactitud un mensaje según la capacidad de la persona que tratamos. Es también la capacidad de escuchar atentamente para comprender el mensaje de quienes nos hablan.
Los medios para educarla son:
• Hablar en positivo.
• Expresión sincera y sentida del mensaje.
• Uso de lenguaje sencillo, claro y directo.
• Escuchar con interés haciendo pequeñas preguntas aclaratorias a quien nos habla.
• No interrumpir a quien nos habla.
• Dar la palabra a quien desea hablar.
• Conversar sobre temas de interés para los demás por encima de nuestro propio gusto.
• Narrar vivencias y hechos de vida por encima de las ideas o explicaciones teóricas.
• Expresión serena y clara.
• Gestos tranquilos de las manos, que acompañen, pero no suplan al lenguaje hablado.

Los frutos son:
• Comprensión mutua y sin malentendidos.
• Convivencia serena.
• Mejor solución de los conflictos normales.
• Transmisión clara y precisa del mensaje.
• Motivación mayor en quien nos escucha.

6. Trato amable y cordial. Es el conjunto de gestos amables y corteses que damos a los demás durante los encuentros humanos para facilitar y hacer más agradable la convivencia.
Los medios para educar el trato amable y cordial son:
• Saludos espontáneos y sinceros.
• Conversaciones amenas y respetuosas.
• Cede el lugar más importante y cómodo a los otros.
• Atiende al que llega.
• Sonreír de corazón a los demás.
• Examinar el propio comportamiento cada día.
• Aceptar las correcciones para rectificar nuestros defectos.
• Cultivar la expresión serena y amable del rostro.

Los frutos de un trato amable y cordial son:
• Amistad sincera.
• Trabajo más atractivo.
• Serenidad de espíritu.
• Facilita la comunicación.
• Detalle de caridad.
• Dignifica y eleva a la persona.

7. Responsabilidad. Es la respuesta eficaz de alguien ante algo. Es la capacidad de asumir las consecuencias de los propios actos y decisiones.
Los medios para educar la responsabilidad son:
• Fijarse metas y fechas para conseguirlas.
• Avisar cuando una dificultad frena un trabajo.
• Puntualidad.
• Prever dificultades o necesidades.
• Analizar el propio programa de trabajo y acomodarlos según nuevas necesidades.
• Tener orden en las propias cosas.
• Entregar todos los trabajos a tiempo y bien realizados.
• Distinguir lo bueno de lo mejor, para superarse y no frenarse en excesivos detalles.
• Comprometerse a lo que se puede, no a los milagros.

Los frutos de vivir la responsabilidad son:
• Avances en los propios deberes.
• Cumplir los compromisos adquiridos.
• Resultados mejores y más seguros.
• Seguridad ante las dificultades.
• Confianza en quienes dependen de la persona responsable.

8. Limpieza y buena presentación. Es presentarnos siempre limpios y con buen gusto ante los demás. Arreglarse con la dignidad que nuestra persona merece.
Los medios para educarla son:
• Aseo y arreglo personal diario.
• Limpieza en los materiales de catequesis.
• Orden en la propia recamara.
• Vestir con sencillez y buen gusto.
• Apreciar la hermosura del arte y lo creado.
• Coser, planchar o desmanchar la ropa, aunque sea muy usada.
• Comer siempre con educación y buenas maneras.
• Respetar y tolerar a quienes descuidan su presentación.

Los frutos de ser limpios y de tener buena presentación son:
• Trato caritativo y de estima a los demás.
• Mostrar a los demás que nos importan.
• Testimonio de disciplina y esfuerzo.
• Higiene y salud.
• Cultivo del valor artístico.
• Educación de la sensibilidad y buen gusto.
• Facilita la comunicación y aceptación del mensaje que transmitimos.
• Dignifica y eleva a la persona.

9. Constancia. Es el esfuerzo continuo y constante por conseguir una meta.
Los medios para educar la constancia son:
• Cumplir siempre un compromiso, aunque exija disminuir el sueño, una diversión sana o algo de mucho interés.
• Tener un horario personal.
• Puntualidad.
• Preparar siempre las clases de catequesis.
• Concederse pocas excepciones en el trabajo.
• No abandonar nunca una misión sin la aprobación de la autoridad.

• Los frutos de vivir la constancia son:
Fortalecimiento de espíritu
• Voluntad firme
• Disminución del estrés
• Vivir en la virtud por la constante repetición del hábito operativo bueno.

10. Respeto. Es admitir diferentes criterios o costumbres a otros con el testimonio de los propios valores al mismo tiempo.
Los medios para educar el respeto son:
• Convicción en los propios criterios o costumbres.
• Solidaridad con el apoyo sincero a quienes lo necesitan, aunque tengan diferentes principios.
• No criticar a quienes siguen otros criterios.
• Vivir sinceramente los propios valores.
• Exigir respeto a quienes nos tratan con intransigencia.
• Defender con serios fundamentos los propios valores.

Los frutos de vivir el respeto son:
• Permitir el pluralismo necesario en la sociedad para que todos todos tengan las mismas oportunidades y puedan ejercer sus cualidades.
• No renunciar a los propios valores.
• Armonía social, porque se respeta el derecho de todos.
• Difusión de los propios valores por el auténtico testimonio.
• Desinterés sincero en el servicio a los demás.

11. Hablar lo bueno y callar lo malo. Es practicar la caridad de palabra difundiendo lo positivo y respetando los fallos ajenos.
Los medios para educarla son:
• Acudir a quienes tienen autoridad y pueden resolver los problemas.
• Resaltar los puntos positivos, disminuir o pasar imperceptibles los negativos.
• No creer sino el mal que se ve y procurar excusarlo.
• Recordar que también nosotros fallamos, aunque sea en otros puntos.
• Callar ante quienes critican o tratar de cambiar la conversación.

Los frutos de hablar lo bueno y callar lo malo son:
• Ganar/reforzar autoridad y confianza.
• Caridad purificada.
• Armonía comunitaria.
• Fuerte autocontrol.
• Motivar al bien.
• Facilitar la convivencia.

12. Obediencia. Es la virtud por la que una persona acepta como decisiones propias las de quien ejerce autoridad sobre ella por amor a Dios y con tal que no se opongan a la justicia.
Los medios para educar la obediencia son:
Se funda en la justicia y en la humildad. Es una demostración práctica del amor a Dios.
Obedecer motivadamente, por amor a Dios y a la comunidad.
Apoyarla en motivos adaptados a la madurez de la persona, e importantes para ella.
Descubriendo la bondad que hay en obedecer.
Mantener las reglas para que siempre la gente sepa lo que se espera de ella.

Los frutos de vivir la obediencia son:
Armonía social, porque se respeta la autoridad legítima.
Sacrificio cristiano de nuestra voluntad que sigue caminos de Dios diferentes al propio cálculo.
Unión de esfuerzos y mejores resultados bajo la dirección de la autoridad.

Poner la mirada en el acontecimiento que tendrá lugar en la isla de La Gomera a la vuelta del verano y a prepararlo con ilusión



El Obispo envía una carta-saludo a los gomeros con ocasión de la próxima Bajada de la Virgen de Guadalupe

“En pleno mes de mayo y con el fin de curso a las puertas, les escribo esta carta para invitarles a poner la mirada en el acontecimiento que tendrá lugar en la isla de La Gomera a la vuelta del verano y a prepararlo con ilusión”.
Así comienza el saludo que el obispo, Bernardo Álvarez, ha dirigido a los gomeros ante la próxima Bajada de la Virgen de Guadalupe que comenzará el venidero ocho de octubre. El título de la misma es el mismo que el lema de esta lustral cita mariana: “Gracias Madre”.
En ella, el prelado Nivariense rememora la “llegada” de la imagen a la isla colombina para centrarse, posteriormente, en La Bajada de la Virgen de Guadalupe que tiene, según expresa, un doble significado. Por una parte, “visibiliza la cercanía de la Madre del Señor a nuestras vidas, a nuestra realidad personal y social. Y, por otro lado, la Bajada de la Virgen, es la manifestación pública de que bajo esta advocación, ‘Virgen de Guadalupe’, los gomeros tienen en la ‘Morenita de Puntallana’ a su patrona y protectora”.
Este 2018 la Bajada se desarrolla cuando la iglesia Nivariense se encuentra desarrollando una ‘Misión diocesana’. Por ello, la Virgen María se pone “en salida misionera”. Ella sale a “predicar el Evangelio” por los caminos de nuestra isla. Nosotros queremos escuchar su mensaje y seguir sus huellas. Queremos ser como ella discípulos misioneros”- asevera.
Además, Álvarez invita a no quedarse en las meras celebraciones externas, sino a aprovechar la oportunidad para “fortalecernos por dentro y vivir cabalmente en el amor a Dios y al prójimo, especialmente hacia los hermanos más necesitados”. Todo ello, porque la verdadera devoción a María pasa por “la imitación de sus virtudes”.
En cuanto al lema elegido: Gracias Madre, es una llamada a “dar gracias a María por tantos bienes con los que Dios enriquece nuestra vida”- sostiene. “A lo largo de la historia, nadie como ella ha sido mejor compañera de camino de los discípulos de su Hijo. Ella, con su ejemplo, nos guía y estimula a vivir la fe.  Nos ayuda a recibir los dones de Dios, a superar las dificultades, a entregarnos al servicio de los demás”
Por último, el saludo finaliza con un deseo y una petición: “que se adentren en el genuino espíritu de la Bajada de la Virgen. Es una ocasión extraordinaria para acoger los dones de la salvación que Dios ofrece a todos. No dejemos pasar esta oportunidad” – concluye.

¿Cómo tiene que ser la celebración de la Primera Comunión en las parroquias?

 Resultado de imagen de primeras comuniones
Dice el Sínodo Diocesano:
“Todos hemos de hacer el mayor esfuerzo para liberar a la celebración de la Primera Eucaristía del aparato social y consumista que la rodea y que le hace perder su sentido cristiano y eclesial. Por ello conviene:
… Se harán unas celebraciones sencillas y por pequeños grupos dentro del proceso.
No se organizarán celebraciones que sean espectáculos.”
(Sínodo Diocesano, 421).

“La Primera Eucaristía se celebrará con sencillez, evitando toda pomposidad, normalmente en una de las Eucaristías de la Comunidad Parroquial, preferentemente en tiempo de Pascua.
(Sínodo Diocesano, 543).

Fuente: Diócesis de Canarias. 

Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial


Acción Específica Misionera Parroquial
Espacio de Oración Las Noches con Jesús.

La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, sigue desarrollando el espacio de oración denominado "Las Noches con Jesús", los lunes de 21 a 21:30 horas. Una herramienta que nace en el cuso pastoral 2016- 2017, mientras se estaba elaborando el I Mapa Misionero de la Comunidad Parroquial, y cuyo objetivo es acompañar espiritualmente a la feligresía a crecer en la oración y en la amistad profunda y sincera con el Señor.  Una tarea apasionante y sacrificada. Hay mucha gente que empieza y abandona porque le cierra la puerta al Señor.  Pero las personas que perseveran tienen la oportunidad de descubrir aspectos de su vida que deben mejorar, adquieren discernimiento para la toma de decisiones, paciencia, mansedumbre y perserverancia en medio de las adversidades o persecuciones. 

De estos encuentros va naciendo en cada una de las personas un compromiso por la oración, no como rutina o como cumplimiento, sino como una necesidad. Es muy importante que cada creyente descubra la dicha que es entablar una relación diaria y profunda con el Señor en la oración, la Eucaristía, la confesión, la devoción a la Virgen María y el Acompañamiento Espiritual. 
De los que no lo hacen brotan cristianos "quemados", "desalentados" y "kamikases".
Ya lo dice el propio Cristo en Juan 15, 1. 8: " Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada". 

Y esta es la base para el crecimiento en la vida espiritual y para que seamos "dichosos" y esa felicidad la comuniquemos al mundo que nos observa y la necesita. Para el cristiano esa dicha es: Jesucristo. 

El Señor non enseña que se es dichoso de esta manera: 

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 43-48 
Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles? Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial. Palabra del Señor. 

Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará; no permitirá jamás que el justo caiga

Resultado de imagen de lavatorio de os pies en fano


Salmo

Sal 54,7-8.9-10a.10b-11.23

R/. Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará

Pienso: «¡Quién me diera alas de paloma
para volar y posarme!
Emigraría lejos,
habitaría en el desierto.» R/.

«Me pondría en seguida a salvo de la tormenta,
del huracán que devora, Señor;
del torrente de sus lenguas.» R/.

Violencia y discordia veo en la ciudad:
día y noche hacen la ronda
sobre sus murallas. R/.

Encomienda a Dios tus afanes,
que él te sustentará;
no permitirá jamás que el justo caiga. R/.

«El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»


Resultado de imagen de lavatorio de os pies en fano

Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,30-37)

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. 
Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.» Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. 
Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: «¿De qué discutíais por el camino?»
Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. 
Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»
Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: «El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»

Palabra del Señor.

Tu X es tuya y de nadie más


Fuente: Conferencia Episcopal Española. 


Para un creyente, marcar la casilla de la Iglesia es un acto profundo para colaborar con toda su labor, que debe estar por encima de cualquier cosa. La Iglesia es nuestra madre y así la queremos. Podemos ver y que nos duelan los fallos de muchos de los que formamos parte de ella, pero eso no significa que dejemos de quererla y apoyarla. Para un no creyente, es colaborar con una inmensa labor en beneficio de toda la sociedad. Ahí están los datos que se presentan cada año en la Memoria de actividades de la Iglesia.
  • Es libre. Se puede marcar la casilla de la Iglesia católica, la de Fines sociales, las dos al mismo tiempo, o ninguna 1. Las casillas en la Declaración de la Renta son una oportunidad para expresar libremente a qué queremos destinar el 0,7% de nuestros impuestos. Por eso, que nadie decida por ti. Es lo mínimo que podemos pedir en una sociedad libre, democrática y respetuosa al hecho religioso. Así se expresa en el artículo 16 de la Constitución.
  • Por teléfono, en internet (www.agenciatributaria.es), yendo en persona a Hacienda, con la nueva app (iPhone-Android). Estemos atentos a que las cuestiones técnicas no nos impidan expresarnos con libertad.
  • Si dejo las casillas en blanco es el Ministerio de Economía el que decide a qué se destina también ese pequeño porcentaje. Pero, con ese dinero, con tu aportación, ayudas mucho a muchos.
  • Lo mismo a tu asesor fiscal si haces así la Declaración de la Renta; pregúntale, consúltale: tu X es tuya, y de nadie más. Asegúrate de que está marcado lo que quieres, no lo que otros Solo tú debes decidir sobre tu dinero.
  • Marcar la casilla de la Iglesia no significa ni que tengas que pagar más ni que Hacienda te devuelva menos. Es la posibilidad de destinar el 0,7% de tus impuestos a un fin concreto: la Iglesia u Otros fines de interés social. Nadie puede molestarse, porque es la expresión libre de lo que tú quieres, y es tu dinero.
  • Pero, ¿adónde va mi dinero? Encuentras una explicación detallada en portantos.es y en transparenciaconferenciaepiscopal.es. Ahí verás que el dinero que se destina a la Iglesia por el IRPF se dedica a toda la labor de la Iglesia en cada una de las diócesis: actividad evangelizadora, celebrativa, educativa, cuidado y conservación del patrimonio histórico que todos disfrutamos, sostenimiento de los sacerdotes, actividad caritativa y asistencial, etc.
1 Excepto en el País Vasco y en Navarra.
REDACCIÓN XTANTOS

Más información:

> Xtantos

Portal de Transparencia

donoamiiglesia.es

Financiación de la Iglesia

Por un mundo mejor, la Iglesia es un bien social