Edificar sobre roca. Espacio Parroquial de Oración las Noches con Jesús


Del santo Evangelio según san Lucas 6, 43-49
En aquel tiempo decía Jesús a sus discípulos: No hay árbol bueno que dé fruto malo y, a la inversa, no hay árbol malo que dé fruto bueno. Cada árbol se conoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos, ni de la zarza se vendimian uvas. El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca lo bueno, y el malo, del malo saca lo malo. Porque de lo que rebosa el corazón habla su boca. ¿Por qué me llamáis: Señor, Señor, y no hacéis lo que digo? Todo el que venga a mí y oiga mis palabras y las ponga en práctica, os voy a mostrar a quién es semejante: Es semejante a un hombre que, al edificar una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre roca. Al sobrevenir una inundación, rompió el torrente contra aquella casa, pero no pudo destruirla por estar bien edificada. Pero el que haya oído y no haya puesto en práctica, es semejante a un hombre que edificó una casa sobre tierra, sin cimientos, contra la que rompió el torrente y al instante se desplomó y fue grande la ruina de aquella casa.

Palabra del Señor. 

Con la lectura de este texto del Evangelio según san Lucas, dio inicio el Espacio Parroquial de Oración denominado "Las Noches con Jesús", que cada lunes de 21 a 21:30 se viene desarrollando en el interior del Templo Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe en Toscal-Longuera de Los Realejos.


Nuestro párroco invitaba a la meditación con estas palabras: "nuestras Comunidades Parroquiales están formadas por muchas personas todas ellas valiosas, pero ¿están edificando su vida cristiana en la roca que es JESUCRISTO? ¿O en métodos, medios, instituciones, amigos parroquiales, costumbres, "lo bonito"....?
¿Y cuándo viene una dificultad del tipo que sea, ¿se cae la vida cristiana de esa persona tan valiosa o se mantiene firme y sigue adelante anunciando , celebrando, viviendo y dando testimonio de la Fe? ¿Por qué se cae? Porque no ha edificado en Jesucristo.  ¿Por qué sigue adelante a pesar de las incomprensiones, insultos, calumnias y persecuciones? Porque escucha la Palabra de Dios y la cumple. Por eso no todo el que dice Señor, Señor, estará edificando su vida cristiana de forma auténtica y formando Comunidad Parroquial como pide el Señor". Y me pregunto en este tiempo de preparación para la Misión Diocesana: ¿Nos está doliendo que se deje de anunciar el Evangelio en nuestra tierra o tan sólo vivimos  para codearnos y en busca de  un reconocimiento social?

¡¡¡La Iglesia con Todos y entre Todos. Soy Tierra de Misión!!!



Comentarios