Encuentro en Tenerife con los sacerdotes que presentan discapacidades auditivas


En España hay cuatro sacerdotes con discapacidades auditivas que trabajan en la Pastoral del Sordo. Uno de ellos es Agustín Yanes Valer, natural de Los Silos, quien se encuentra este año cumpliendo sus bodas de oro sacerdotales. Yanes es Director Honorífico y Emérito de la Pastoral del Sordo de la Conferencia Episcopal Española y, actualmente, está encargado de la atención Pastoral de las personas sordas como delegado diocesano.
Los otros tres sacerdotes sordos españoles se encuentran estos días de visita en nuestra diócesis. En la mañana de este martes 13 de junio, estos presbíteros junto a Agustín Yanes, mantuvieron un encuentro con el obispo.
Para los tres, la figura y el testimonio de Yanes han sido claves para sus vocaciones.
En este sentido, Juanjo Santos (primero de la izquierda en la foto) ha sido monje durante 30 años en el Monasterio de San Isidro de Dueñas, conocido como “La Trapa”, en Palencia. Tras un largo discernimiento, y con la autorización de los superiores, fue destinado a la diócesis de Huelva donde fue ordenado sacerdote el pasado 9 de julio. Según expresa, su deseo de ser sacerdote nació en el colegio de sordos de la Purísima de Madrid, donde estaba el Padre Agustín al que conoció cuando tenía 9 años. “Recuerdo que me invitó al sacerdocio pero en aquel entonces rechacé esta invitación porque tenía otros planes”, -indicó Santos para continuar recordando: “Sin embargo, el Señor ha estado haciendo su obra incansablemente. A Agustín le debo que sembrara en mí la fe. De ahí surgió después la vocación. A lo largo de mi vida he tenido mucho contacto con el Padre Agustín; como confesor, como director espiritual, como amigo, incluso, como profesor. Es para mí como un padre”.
Por su parte, Raúl López (segundo por la izquierda en la foto) pertenece a la diócesis de Castellón y lleva 8 años trabajando en la Pastoral del Sordo.
López no es sordo de nacimiento. A los 8 meses las consecuencias de una inyección le produjeron esta discapacidad auditiva. Según expresa, su vocación al sacerdocio surgió a los 16 años. “Yo tenía mis dudas. No sabía si podía ser sacerdote debido a mis problemas de sordera. Para despejar estas dudas fui a hablar con mi obispo de entonces, Don Juan Antonio Reig Pla. Le dije que no sabía si estaba en condiciones para ser cura. Entonces él me miró y me respondió:  Gírate un momento. Cuando estaba de espaldas a él, pronunció mi nombre y yo le contesté. Recuerdo que me dijo ¿ves como escuchas tu nombre? Venga, directo al seminario”.
López añadió que a Agustín Yanes  lo conoce de los encuentros nacionales de la Pastoral del Sordo. “Valoro mucho su trayectoria pastoral que es impresionante, inmensa”, reconoció este sacerdote de la diócesis de Castellón.
Por último, Jaime Gutiérrez (primero a la derecha en la foto) es sacerdote de la Diócesis de Santander. Lleva 14 años trabajando en la parroquia de Santa María del Silencio en Madrid, una parroquia especial que atiende a todas las personas sordas y sordo-ciegas de la Diócesis de la capital de España. Es la única de estas características en todo el territorio nacional.
Jaime se quedó sordo a los 12 años pero tiene dos implantes cocleares que le ayudan a oír un poco. “Hace 20 años -recuerda-, conocí al Padre Agustín que fue quien me introdujo en esta Pastoral del Sordo, a través de los encuentros nacionales que se celebran en Madrid. Gracias a él fui conociendo todo este mundo y le estoy muy agradecido”.

Comentarios