Comunicado de la Comisión Mixta de la Bajada de la Virgen de Los Reyes



Fue el 29 de enero de 1741 cuando en la iglesia de la Concepción de Valverde se realizó el Voto que dio origen a la Bajada de la Virgen de los Reyes. Año tras año, siglos tras siglo, los habitantes de El Hierro han venido cumpliendo este compromiso, procurando respetar lo que el Voto establece en su esencia. A cada generación le corresponde recibir esta herencia, conservarla, transmitirla a las generaciones futuras -si fuera menester, mejorada y enriquecida-, siendo fieles a sus raíces.
La Comisión Mixta, en la que están representados la Iglesia Católica a través de la Fundación Virgen de los Reyes, y los representantes de las administraciones públicas de la isla, ha tratado de fomentar siempre la vía del diálogo y del consenso en todo lo relativo a la organización de la Bajada, a fin de que ésta, como estipula el Voto fundacional, se haga siempre “con el mayor culto y veneración”. Sólo puntualmente, cuando se han agotado estas vías o se ha puesto en riesgo el desarrollo pacífico y devoto de los actos con presencia de la imagen de la Virgen de los Reyes, ha intervenido para tratar de garantizar del mejor modo posible el sentido correcto de la cita con la Madre Amada, así como la seguridad de las personas y de los bienes.
En este sentido, conviene recordar que la Comisión Mixta y la Fundación Virgen de los Reyes aprobaron la realización de un congreso sobre la Bajada de la Virgen. Desde finales de 2001 hasta septiembre de 2004 se desarrolló un amplio proceso de estudio, con participación de los distintos sectores, diálogo y búsqueda de consensos sobre todo lo relativo al presente y el futuro de nuestra Bajada. Las conclusiones del mismo, con las luces y sombras que concurren en todo camino, están publicadas.
Posteriormente, tras concluir la Bajada de 2013, la Fundación Virgen de los Reyes impulsó otro proceso de encuentros, esta vez con los diferentes grupos de bailarines, con el objeto de mediar, facilitar el diálogo y la búsqueda de acuerdos consensuados para resolver algunas cuestiones que generaban polémica y discusión. Este proceso culminó en 2015 con un acuerdo de seis de los siete grupos de bailarines.
Queremos agradecer aquí a las personas y colectivos que se han implicado en éstos y otros procesos. Este agradecimiento es extensivo a cuantos han querido siempre hacer prevalecer el protagonismo principal de la Madre Amada; a las miles y miles de personas que, Bajada tras Bajada, buscan cumplir el Voto, al tiempo que escriben una nueva y hermosa página de la historia de fe y amor que es la Bajada. Y también a cuantos honran a la Virgen con muestras de respeto y alegría, al tiempo que con expresiones hermosas de la identidad profunda del alma herreña. Entre todas y todos, sin duda, llevamos adelante la cuatrienal cita con la Madre Amada.
Hoy, 272 años después de la primera Bajada, estamos cumpliendo aquel compromiso votivo. Ahora bien, es triste deber de esta Comisión Mixta, tras un detenido análisis de lo ocurrido tanto en los días previos a esta 69 edición de la Bajada como en el día de su desarrollo, una vez que se ha comunicado a las personas y grupos afectados, hacer público que ha adoptado unánimemente los siguientes acuerdos y medidas:
-         A algunas personas del grupo de bailarines de El Pinar que interrumpieron el normal desarrollo de la Venia General, no se les va a permitir su intervención en el día de la Fiesta Real en homenaje a la patrona insular.
-         El grupo de bailarines de la Villa de Valverde tampoco podrá participar en el día de la Fiesta Real, ya que a lo largo del trayecto en el que le corresponde trasladar a la imagen realizaron actos contrarios a las exigencias del Voto; irregularidades que concluyeron, incluso, impidiendo con su proceder el acceso al templo a algunos bailarines de otros grupos que venían acompañando a la Virgen.
Asimismo, es preciso poner de relieve su incumplimiento de las indicaciones de los responsables de la Organización, no sólo desde el punto de vista religioso, sino también en lo que afecta a las medidas de seguridad, con el consiguiente riesgo para las personas.
Por último, compartiendo el dolor de la ciudadanía de esta isla y de los devotos de la Virgen de los Reyes, pedimos a todos que sigan llevando adelante esta edición de la Bajada como un pueblo noble y unido, amante de la concordia, la alegría y la paz, que fiel a las varias veces centenaria tradición de la Bajada quiere honrar a su patrona, la Madre Amada de los Reyes, obsequiándole con lo mejor de cada persona y de cada pueblo, poniéndola a Ella como protagonista principal, buscando así hacerlo todo, como dice el Voto, con “el mayor culto y veneración”.

Valverde a 3 de julio de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario