Sin oración no hay más que funcionarios de la vida cristiana. Discípulos sin luz. Y la luz es Cristo. Espacio Parroquial "Las Noches con Jesús"



Acción Específica Misionera
Espacio Parroquial de Oración Las Noches con Jesús
Comunidad Parroquial Ntra. Sra. de Guadalupe.


La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, en Toscal-Longuera de Los Realejos, ha celebrado a lo largo  de los nueve meses del curso pastoral 2017- 2018, tal y como se recoge en su programación pastoral, 16 Espacios de Oración en torno a Jesús Sacramentado que llevan por nombre: "Las Noches con Jesús"

El lunes 18 de junio, a las 21 horas, se desarrolló la última de este curso pastoral, invitando a vivir con ilusión y entusiasmo el seguimiento.  

El lunes 1 de octubre de 2018 se reanudarán los encuentros de oración del curso pastoral 2018- 2019. 


La oración es la luz del alma. Sin ella ningún cristiano podrá crecer como discípulo de Cristo en un mundo que cada día más, le cuesta ser sensible y cercano al amor y a la ternura de Dios. Un Dios que le gusta buscar el silencio para revelarse y la humildad para actuar. Por este motivo la Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, en Toscal-Longuera de Los Realejos,  lleva dedicando la noche de los lunes desde el curso pastoral 2016- 2017 a estar junto al Maestro en la oración. Y ha puesto como una prioridad hacer crecer a sus feligreses en el contacto personal y comunitario con el Señor. Ahí nace todo. La misión, la Caridad Pastoral, el perdón, la reconciliación... Todo. Sin oración no hay más que funcionarios de la vida cristianaDiscípulos sin luz. Y la luz es Cristo. 







Juntos como parroquia, estamos realizando la Misión en nuestro territorio parroquial. No hemos mandado a llamar a unos misioneros para que nos hagan el trabajo, como si ocurre en otra parte de esta diócesis, cuatro veces insular. Es la misma Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, la que sale, la que programa, coordina, organiza, con sus medios humanos y materiales la Misión".



¡Gracias a todas las personas por hacer crecer el Reino de Dios en nuestro territorio Parroquial!. 
¡Pequeñas semillas de mostaza que van creciendo!. 
 Nos toca sembrar con valentía y poniendo la confianza plena en quien nos llama a hacerlo: Dios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario