444 no es un número, sino una vergüenza de la ciudad del siglo XXI en la que vivimos.


Bruce Gilden
444 no es un número, sino una vergüenza de la ciudad del siglo XXI en la que vivimos.
En 2016, el Ayuntamiento de Sevilla realizó un cómputo aproximado del número de personas sin hogar que viven en las calles de nuestra ciudad. Y ese fue el resultado: 444.
Durante 2017, a través de los proyectos Levántate y AndaLázaroEmaúsCáritas Universitaria y Pedro Donders, Cáritas Sevilla atendió a 434 de estas personas. En cada ruta, durante cada noche del año, hemos querido salir al encuentro de los hermanosapaleados en el camino. En la acogida, hemos querido salir al encuentro de sus vidas y atender sus llamadas de socorro. En el acompañamiento, hemos querido salir al encuentro de sus aspiraciones de recuperación y desarrollo personal, y compartir con ellos el camino. Ruta, acogida y acompañamiento: los tres ámbitos de trabajo de nuestros proyectos, significados en la intención honda de salir al encuentro
444 no es un número. Son personas que han perdido casa, formación y oportunidades, trabajo, derechos sociales y laborales, relaciones y vínculos familiares y sociales. Salir al encuentro es reconocerlas de este modo: como personas con rostros concretos, con nombre y apellidos, con identidades e historias personales de pérdidas, anhelos y proyectos que se pueden ir recuperando y tejiendo en el seno de nuestras comunidades. Reconocerlas también en lo que las supera y se escapa de ellas: en las condiciones sociales injustas que padecen, en la negación de su dignidad y sus derechos, en las consecuencias "de la sociedad contaminada por la cultura del descarte".
Este camino, este diario, estos acontecimientos y experiencias son los que queremos contar en Al encuentro, este blog que hoy iniciamos con toda nuestra intención,

[Fotografía: Bruce Gilden]

Fuente: Cáritas Diocesana de Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario