Involucrados en la Eucaristía del I Domingo de Cuaresma en Ntra. Sra. de Guadalupe


La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe, ha celebrado el sábado 4 de marzo,  la Eucaristía del I Domingo de la Cuaresma 2017, en la que se Administró el Sacramento de la Unción de los Enfermos, a aquellas personas que libremente se colocaron de pie, tal y como indicó, nuestro párroco en la celebración. 

Y también se presentó a la Comunidad Parroquial, la Nueva Edición del Misal Romano, con la lectura de parte del documento de la Conferencia Episcopal Española. 

Siguiendo con el Plan de la Cuaresma 2017 cuyo lema es: "Hacer Discípulos", la eucaristía da comienzo con la lectura del informe económico de Cáritas, le sigue la monición de entrada, y la presentación del signo primero de la Cuaresma. Se portó hasta los pies del altar, una caja que en su interior portaba la palabra "acogida" y dos objetos: un tronco seco (pecado, muerte, dureza y frialdad en el trato. Adán y Eva) y dos corazones creados para vivir unidos (Dios y el tuyo. El de los demás y el tuyo), explicados en la homilía por nuestro párroco, para que el mensaje fuera entendido por las personas allí presentes. Cada una de las cajas que se irán colocando en estos domingos, representan a cada uno de los creyentes de la parroquia que deben ir llenándose de las actitudes del buen discípulo como son: la acogida, la corrección fraterna, hacer discípulos, cultura del encuentro y la comunidad. 


Evangelio del domingo


Lectura del santo evangelio según san Mateo (4,1-11):



En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre.
El tentador se le acercó y le dijo:
«Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes».
Pero él le contestó:
«Está escrito: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”».
Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en el alero del templo y le dijo:
«Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: “Ha dado órdenes a sus ángeles acerca de ti y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras”».
Jesús le dijo:
«También está escrito: “No tentarás al Señor, tu Dios”».
De nuevo el diablo lo llevó a un monte altísimo y le mostró los
reinos del mundo y su gloria, y le dijo:
«Todo esto te daré, si te postras y me adoras».
Entonces le dijo Jesús:
«Vete, Satanás, porque está escrito: “Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto”».
Entonces lo dejó el diablo, y he aquí que se acercaron los ángeles y lo servían.

Palabra del Señor








¡¡¡Juntos Caminando Hacemos Parroquia!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario