Espíritu Misionero.

Vivamos en comunidad nuestra fe.

En comunidad queremos vivir este especial tiempo misionero que es la Misión Territorial de este año. Nuestra fe se vive y acrecienta en comunidad, al igual que ocurría en la comunidad de Jesús y sus discípulos. La vida comunitaria ha sido, en la historia de la Iglesia, el modo privilegiado de seguimiento de Jesús.

  • Seguir a Jesús fue una experiencia que sus discípulos vivieron como un aprendizaje en comunidad.
  • Los primeros cristianos compartían la fe, las enseñanzas de Jesús, la propia vida, el pan eucarístico y todos los bienes que tenían. Compartían las alegrías y las penas de su vida cotidiana.
  • Desde nuestra familia de origen, crecemos en la fe acompañados por otros. La experiencia de Dios que cada hermano tiene, nos enriquece y ayuda a profundizar en el misterio de Dios.
  • Jesucristo nuestro hermano y Señor nos enseñó con su vida que anunciar y colaborar en la construcción del reino es la principal tarea de nuestras comunidades. Salgamos con confianza, en comunidad, a servir a nuestros hermanos. Que ningún dolor, sufrimiento o necesidad apremiante, nos sea indiferente.

       ¡Hagamos de nuestra vida cristiana un estado permanente de Misión!


¡¡¡La Iglesia con Todos y entre Todos. Soy Tierra de Misión!!!

Comentarios