69º edición de la Bajada de la Virgen de Los Reyes


Este sábado, uno de julio, a las cinco de la mañana, con la Venia del grupo de bailarines
 de Sabinosa, comienza la LXIX edición de la Bajada de la Virgen de los Reyes, en El Hierro. Posteriormente se celebrará la Misa en el Santuario de la Dehesa presidida por el vicario general, Antonio Pérez. Al finalizar la misma, a las seis de la mañana, cuatro pastores serán los primeros en portar el Corso con la patrona herreña hasta el pórtico de la ermita, donde la entregarán a los representantes de las instituciones públicas de la isla, responsables de trasladar la imagen, en silencio y oración, hasta la llamada Piedra del Regidor. La imagen irá vestida con un traje y manto en tonos beige y dorado.
 Aun en la noche se escucharán, sin duda, las primeras Loas, para a continuación sobre las 6.30 iniciar, la subida a la Gorona (el Cres). De este modo, se irán sucediendo las primeras Rayas, para sobre el medio día producirse la llegada de la Madre Amada a la Cruz de los Reyes, momento en que se realiza la entrada de los diferentes pueblos desde la zona del Cepón con sus santos patronos hasta el Corso de la Virgen, para realizar así la llamada Venia General.
El saludo del vicario general, dará paso a otro gesto singular: la tendida de manteles, momento de fraternidad, de compartir lo que cada uno lleva. A las 14.05 está prevista la Venia de despedida de los pueblos de El golfo, Isora, San Andres y el Norte. La Virgen de los Reyes saldrá acompañada  de las imágenes de S. Antonio Abad y S. Pedro.
 A partir de entonces se sucederán las distintas Rayas y entregas de un pueblo a otro: el Cepón, la Llanía, la Mareta, la Cruz del niño, las Cuatro Esquinas, y Tejegüete.
 A las 21.40 la Comisión Mixta ha previsto la llegada de la imagen al cementerio de la Villa de Valverde. Allí se realizará el recibimiento oficial por parte de la corporación municipal de la capital. El alcalde de Valverde hará entrega a la Virgen del Bastón de Mando. Desde allí hasta la parroquia de la Concepción, en medio del fervor de los devotos, la imagen de la patrona insular recorrerá el último tramo de la Bajada. Para poco después de las diez y media está prevista la llegada de la imagen al exterior del templo, donde el clero insular asume el cometido de trasladar la imagen hasta el interior de la iglesia de la Concepción. Este es otro de los instantes emotivos de una jornada, en sí misma cargada de devoción en la que miles de personas realizan el camino de la Virgen, siguiendo las huellas de María, como reza el lema de esta edición de la cuatrienal Bajada.
Ya en la zona del altar, corresponde al anterior arcipreste de la isla, Domingo González, realizar la alocución de bienvenida para concluir, una vez más, con los bailarines y el sonido de las chácaras y tambores una jornada intensa en la que los herreños cumplirán, 272 años después de su primera edición, el Voto de 1741 que dio origen a la Bajada de la Virgen de los Reyes.

Comentarios