Güímar sigue en la senda de la recuperación de su Patrimonio Histórico con la restauración de las pinturas de la Capilla de San Pedro Abajo



Las obras, que se espera estén concluidas en breve, a pesar de los retrasos,  constan de tres fases de ejecución, con un presupuesto total de 41.783,5 euros, que en su mayoría aportan el Cabildo de Tenerife y el Obispado, mientras que la comunidad parroquial de San Pedro,  debe aportar 6.418 euros, para lo que se ha solicitado la colaboración vecinal con el fin contribuir a los gastos que conlleva la recuperación, y se ha abierto una cuenta bancaria: CaixaBank número ES81 2100 2777 8402 0007 9964, estableciendo el concepto: ‘restauración pinturas San Pedro Abajo
Aparte de los murales que se hallan en las paredes de la pequeña capilla, obra, como casi todos los que se realizaron en Güímar a principios del pasado siglo, del gaditano Manuel López Ruiz, también se reformará una pequeña parte de la madera de la parte central del techo. 
La capilla es una sencilla construcción de planta de tendencia cuadrada, con muros de mampostería y bloques de hormigón, con cubierta a cuatro aguas de teja árabe. Su elemento más representativo es la gran portada de medio punto en cantería. En el interior, los frescos representan medallones con floreros en las paredes laterales, mientras que en el fondo aparece un dosel con angelotes.

El entorno de protección acoge dos casas terreras que flanquean la capilla, con idéntica solución en la cubierta y vanos modificados; mientras que al otro lado de la calle de San Pedro de Abajo, la plaza constituye el escenario de diversos actos durante las fiestas patronales. 

Declarada Bien de Interés Cultural  con Categoría de Monumento Histórico, por el Gobierno de Canarias, el 21 de febrero de 2006. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario